Ventajas de elegir una tasadora para tu vivienda: flexibilidad y capacidad de negociación

Al elegir una tasadora independiente podrás hacer una cosa muy sana consistente en comparar precios y servicios y elegir entre aquella que se adapte a tus necesidades. Tú controlas este gasto.

Sergio Sirvent. Ventajas de elegir tasadora

Sergio Sirvent, director de Operaciones.

¿Sabías que si vas a solicitar una hipoteca puedes elegir tasadora? Aunque el servicio de tasación de un inmueble es independiente al banco, lo habitual es que sea proporcionado por la entidad financiera al futuro prestatario.

Sin embargo, desde la entrada en vigor de la nueva Ley de los Contratos de Crédito Inmobiliario, el escenario cambia y se da un espaldarazo a este trabajo de las sociedades de tasación. La norma obliga a los bancos a asumir los gastos financieros de la operación hipotecaria con excepción de la tasación, lo que hace más visible nuestra labor al margen de la entidad bancaria.

Antes de profundizar en las ventajas que tiene elegir una tasadora, vamos a explicar qué es una tasación y por qué la necesitas, no solo si vas a pedir una hipoteca, sino también si como propietario quieres saber el valor de tu vivienda para poner un precio competitivo en caso de venta.

¿Qué es una tasación?

Es el valor o precio del inmueble a valorar. En el caso de los informes de tasación con finalidad garantía hipotecaria, la tasación es una de las bases de cálculo para las entidades financieras que determinan cuánto dinero pueden prestar.

Si bien, en caso de herencia, divorcio u otras cuestiones patrimoniales, también resulta útil contar con un informe de tasación que valore los activos.

¿Qué factores influyen en la tasación?

Hay diversas variables que influyen en el valor de tasación. Te detallamos las más relevantes.

  • Ubicación.
  • Orientación.
  • Comunicaciones y servicios.
  • Superficie y la distribución.
  • Calidad de la construcción.
  • Antigüedad y estado.
  • Edificación.
  • Eficiencia energética.
  • Situación urbanística y jurídica/administrativa.
  • Ocupación (arrendamiento u ocupación ilegal).
  • Valor de mercado (precios comparativos de la zona en viviendas similares).

¿Quién puede hacer una tasación hipotecaria?

Solo las sociedades de tasación homologadas por el Banco de España que cumplen los requisitos legales para ejercer esta actividad.

Ventajas de elegir tasadora

Al elegir una tasadora independiente podrás hacer una cosa muy sana consistente en comparar precios y servicios y elegir entre aquella que se adapte a tus necesidades. Tú controlas este gasto.

El informe de tasación será de tu propiedad y podrás utilizarlo para negociar la hipoteca con las entidades que desees con el coste de una única tasación. Si, en cambio, optas por el servicio ofrecido por el banco y posteriormente quieres negociar con otra entidad, es posible que tengas que abonar nuevamente los servicios de otro tasador.

En definitiva, la clave está en que te da mayor flexibilidad y rapidez de negociación con distintas entidades. Además, el informe de tasación tiene una validez de seis meses, por lo que tienes tiempo suficiente para encontrar la mejor oferta hipotecaria.

Conviene plantear otro cambio cultural. Actualmente el ciclo de compra pasa por elegir el inmueble, acudir al banco y tasarlo, pero ¿sabes qué otra ventaja tienes si alteras este orden? Si antes de buscar financiación, valoras la vivienda recibirás un asesoramiento por parte de profesionales técnico- inmobiliarios que te ayudarán en la toma de decisiones, tanto antes de la compra como después.

Por otra parte, el informe de tasación es muy útil en caso de ejecución hipotecaria, porque sirve de referencia para calcular el valor de subasta.

¿Cuál es el proceso para realizar el informe de tasación?

Cuando uno contacta con la sociedad de tasación, esta pone a su disposición a un tasador especializado en la zona geográfica en cuestión.

Una vez concertada la visita al inmueble, el profesional realiza una inspección ocular en la que comprueba el estado de conservación del inmueble, no lleva a cabo comprobaciones que puedan detectar vicios ocultos. Mide la superficie de la vivienda, revisa las instalaciones, posibles reformas y otros aspectos. A veces, necesita el plano de la vivienda.

A nivel de documentación, la principal que se requerirá es el informe catastral o su referencia y la nota simple registral, con una antigüedad de emisión inferior a tres meses. Puede pedir otra adicional, atendiendo la tipología del informe de tasación a realizar. En esta infografía puedes ver toda la documentación necesaria para solicitar una tasación hipotecaria.

Posteriormente el tasador envía el documento a la sociedad de tasación. El equipo de profesionales técnicos valida esa información contenida y contrasta otros datos que sirven como complemento para hacer una valoración más exhaustiva y precisa, teniendo en cuenta una hipotética comercialización posterior y considerando que ese valor se sostenga a largo plazo en condiciones normales del mercado local. Para ello, utiliza diferentes datos de precios y superficies actuales e históricos, atendiendo el tipo de inmueble a valorar.

En definitiva, las dos ventajas fundamentales de elegir una tasadora para la compra-venta de un inmueble es la flexibilidad y rapidez de negociar con cualquier entidad financiera la futura hipoteca.

Te invitamos a leer otra entrada en nuestro blog sobre las 7 claves para entender qué es una tasación inmobiliaria.


¿Estás buscando vivienda o quieres conocer el valor de la tuya? Llámanos y solicita presupuesto previo sin compromiso. Te informaremos de todo aquello que necesites.

Últimas noticias

Suscríbete a nuestro newsletter Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete al newsletter del Alia Tasaciones y recibirás puntualmente las novedades, tendencias, y soluciones de la mano de nuestros profesionales.