¿Quién elige la tasadora: el banco o el comprador?

La tasación de una vivienda es obligatoria siempre que se necesite una hipoteca para su compra. Es un servicio que se presta de forma independiente del banco con el que se suscribe el préstamo. Te explicamos cuáles son las 3 ventajas de elegir un buen compañero de viaje en la valoración de tu futuro hogar. 

A la hora de solicitar una hipoteca, ¿puedo elegir tasadora?

Cada vez es más notable la intervención directa por parte del cliente en la solicitud de un informe de tasación, pudiendo ser el propio cliente quien elija qué sociedad de tasación homologada por el Banco de España puede llevar a cabo la tasación.

¿Cuáles son las ventajas?

 La elección particular de una sociedad de tasación ofrece tres ventajas:

  1. Control del gasto desde el inicio. Esto nos permite comparar no solo precios, sino también el servicio entre las diferentes sociedades de tasación, eligiendo de este modo la que mejor se adapte a nuestras necesidades particulares. Desde Alia Tasaciones ofrecemos la posibilidad de disponer de un presupuesto previo sin compromiso alguno.
  2. Mayor capacidad, agilidad y flexibilidad de negociación. Con el coste de una única tasación podrás negociar tu hipoteca al mismo tiempo con las entidades financieras que consideres.
  3. Asesoramiento personalizado por parte de profesionales que te ayudarán en la toma de decisiones, tanto antes de la compra como después de la misma.

En definitiva, la gestión de una hipoteca para la compra de una vivienda o cualquier otra circunstancia conlleva una serie de decisiones importantes, por lo que es mejor afrontarlas bien asesorados y con la suficiente capacidad de negociación. En este sentido cabe destacar que el informe de tasación tiene una validez de seis meses.

Conoce todo lo que necesitas saber sobre una tasación hipotecaria en nuestro blog y si necesitas cualquier aclaración, no dudes en llamarnos.