¿Hipoteca fija o variable?

Tasación ECO

Tras la primera subida de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) en 11 años, se inicia un nuevo ciclo para el sector inmobiliario, en el que las hipotecas van a encarecerse. Si vas a solicitar un préstamo o ya tienes uno, te resolvemos todas las dudas sobre cómo afecta la subida en la hipoteca fija y variable.

Hipoteca fija o variable

Antes de entrar de lleno en las diferencias entre ambos tipos de hipoteca, es necesario entender cómo impactan los tipos de interés en los préstamos, porque tras esta subida de medio punto del BCE que ha dejado el precio del dinero en el 0,50%, habrá nuevas alzas en lo que queda de año para contener la escalada de la inflación, que en España en junio se situó en el 10,2% (8,6% en la zona euro), muy lejos del 2% que tiene como horizonte la autoridad monetaria.

Qué son los tipos de interés

Es la herramienta de los bancos centrales para mantener dentro de su objetivo su principal cometido: la inflación. Para reducirla, suben los tipos de interés, es decir, cobra más caro a los bancos por prestarles dinero y por tener guardado su dinero en el BCE. Ante este encarecimiento, automáticamente, los bancos suben el coste de sus créditos lo que hace que los consumidores reduzcan su consumo. Dejan de pedir prestado dinero para adquirir bienes, como una vivienda.

Cómo impactan los tipos de interés en las hipotecas

La cotización del principal índice de referencia de las hipotecas, el Euribor, va en consonancia con los tipos de interés. Mientras los tipos han permanecido en el 0%, el Euribor ha permanecido por debajo de esa cota hasta esta primavera, cuando las primeras señales de alarman presagiaban inminentes subidas de tipos. En abril, el indicador entró en terreno positivo, iniciando un rally que deja la media provisional de julio al borde del 1%.

De este modo, las hipotecas se encarecen por partida doble, de un lado, por el propio indicador al que están referenciadas y, por otro, por el diferencial que cobra el banco por prestar dinero, que, ahora, será más elevado.

¿Y cuál es la previsión de la evolución del Euríbor? Pues que seguirá subienda mientras se eleven los tipos de interés. Las estimaciones de  Bankinter prevén que este año el Euríbor a 12 meses alcanzará el 1,90%, en 2023 se elevará hasta el 2,20% y en 2024 se relajará hasta el 2%.

Los tipos de interés en la hipoteca fija y variable

Tanto si vas a adquirir una vivienda con una hipoteca como si tienes ya una debes saber que tras la crisis inmobiliaria vivida en nuestro país en 2008, coincidiendo con la crisis financiera mundial, es posible cambiar el tipo de una hipoteca. Conviene echar cuentas para ver si compensa cambiarla de variable a fijo. Dicho esto, te explicamos las características de cada tipología.

Hipoteca variable

El coste del préstamo está ligado a un índice de referencia, normalmente, como hemos comentando, al Euríbor. Por lo que la cuota sube o baja en función de la evolución del indicador. Además, el banco cobra un interés o diferencial, por eso se suele hablar de Euribor + un porcentaje, que es lo que cobra el banco por prestar el dinero. Este diferencial es fijo a lo largo de la vida de la hipoteca, pero en un entorno en el que al banco le cuesta más dinero que el BCE le preste a su vez dinero, los diferenciales de las nuevas hipotecas serán mayores. A efectos del bolsillo, debes tener en cuenta las revisiones de la hipoteca, normalmente son a seis o 12 meses.

Hipoteca fija

Como su propio nombre indica, el interés que cobra el banco por el préstamo se mantiene estable durante toda la vida de la hipoteca, pero, a cambio, es más elevado que el de una hipoteca variable. Es recomendable para aquellos que quieren estabilidad en sus cuotas y/o no son capaces de asumir un encarecimiento de sus cuotas.

Hipoteca mixta

Como se puede concluir, es una combinación de las anteriores. Durante un periodo de tiempo, la hipoteca es variable y durante otro periodo es fija.

Si vas a comprar vivienda y quieres negociar con varios bancos tu futura hipoteca, te conviene saber que la tasación es obligatoria y que es el único gasto financiero del préstamo que no abona el banco. Antes de empezar a comparar las condiciones hipotecarias, solicita un informe de tasación de tu futura vivienda. Tiene validez de seis meses, por lo que podrás usar el mismo con todos los bancos con los que quieras negociar la hipoteca. Recuerda que lo habitual es que los bancos presten el 80% del valor de tasación.

Entra en nuestro blog y conoce más sobre las ventajas de elegir tasadora y la información que te proporciona un informe de tasación.

Últimas noticias

Suscríbete a nuestro newsletter Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete al newsletter del Alia Tasaciones y recibirás puntualmente las novedades, tendencias, y soluciones de la mano de nuestros profesionales.